¡Hola amigos!

No sé si lo sabéis, pero este lunes hemos celebrado el Día Mundial de la Alimentación, y como creo que a todos nos interesa mucho este tema, ¡os dedico este post para conmemorarlo!

Lo primero de todo, es saber de dónde viene este día y qué se pretende conseguir con su celebración.

¿Sabéis qué es la FAO? Es la organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, y es la responsable de que el 16 de octubre sea haya establecido el día para promover la concienciación y la acción a escala mundial para aquellos que padecen hambre, así como garantizar la seguridad alimentaria y dietas nutritivas para todos.

El objetivo de la organización es alcanzar el #HambreCero. ¡No creáis que es imposible!, aunque aún quede mucho por hacer, poco a poco vamos haciendo el caminito 🙂  Os doy sólo un ejemplo, en los últimos 20 años la probabilidad de que un niño muera antes de los cinco años se ha reducido casi a la mitad. Sé que suena algo escabroso, pero por desgracia la realidad es tan dura como la que es, pero lo importante es que hay grandes iniciativas para cambiar la situación. ¡A seguir trabajando juntos para conseguir el #HambreCero!

Por si queréis verlo os dejo un vídeo muy emotivo de la campaña de este año.

Tras haberos introducido un poco empezamos con nuestros consejos semanales, que como imaginareis van relacionados con la alimentación…

images¿Qué os parece si hablamos de un tema tan de moda (o anti-moda, según se vea) como es el gluten y su consumo?

He de deciros que algunos me tenéis un poco preocupadilla con dejar de comer tal o cual… Además de los que ya conocía, que no eran pocos, cada día me entero de un grupo nuevo, hay grupo anti-pan, anti-maíz, anti-lechugas e incluso anti-naranjas.

Por ello quería dirigirme a aquellos que han dejado el gluten sin tener por qué…Hoy hablaremos del gluten y todo bueno y lo malo que gira en torno a esta proteína, ¡empecemos!

El gluten está presente en muchos cereales, como son el trigo, la cebada, el centeno o la avena. Esto quiere decir que está presente en un montón de alimentos.

Aunque como proteína, es beneficiosa, también es algo indigesta, por eso algunas personas al tomar alimentos con gluten sienten malestar. Unos presentan enfermedad celíaca, otros son alérgicos al gluten, algunos son sensibles, y por último están los que lo toleran divinamente.

Clasificado en grupos, la cosa sería más o menos así:

1.Personas intolerantes al gluten:

Son los llamados celíacos. Estas personas padecen una enfermedad autoinmune en la que sufren diarreas, hinchazón abdominal, estreñimiento, náuseas y vómitos, anemia, debilidad generalizada, erupciones cutáneas, estreñimiento, dolor de cabeza, etc., cuando ingieren gluten.

2.Personas alérgicas al gluten:

Hay muy poquitas personas con esta alergia, pero las hay. Y como todas las alergias alimenticias, los síntomas se producen a los pocos minutos de ingerir el alimento. Éstos pueden ser muy diversos: desde vómitos o dolores abdominales hasta dermatitis o laringitis.

3.Personas sensibles al gluten:

No son ni intolerantes ni alérgicos, sin embargo esta proteína no les sienta bien. Esta sensibilidad puede aparecer durante una etapa de tu vida y luego desaparecer. Y puede cursar con síntomas digestivos (diarreas, estreñimientos o dolor) y con otros como dolor de cabeza o cansancio.


Por lo tanto, si perteneces a uno de estos tres grupos no deberías tomar alimentos con gluten. Hoy día es más sencillo porque hay mucha información en el etiquetado de los productos, sólo tienes que fijarte y verás que no es difícil re-aprender a hacer la compra 😉

Todos los demás no tenéis que dejar el gluten ya que ¡no es nada malo!. Aunque no es una proteína esencial que necesitemos para vivir, hemos dicho que está presente en los cereales, ¿verdad? Pues estos sí que tienen nutrientes esenciales, y fibra, muy necesaria en nuestra dieta.

He oído cosas como: “es que dejando el gluten se pierde peso” ¿En serio?, ¿el gluten? ¡No te confundas! Una cosa es dejar el gluten y otra es cambiar de hábitos, como en el caso de los amigos que me contáis que han dejado la cerveza, o que mojaban pan como si fuera la última barra del mundo y ya no lo hacen. Con eso sí se pierde peso, pero no lo llamemos gluten cuando queremos decir cañas y tapas…

Recuerda que al eliminar el gluten de tu dieta, estarás acotando el aporte de fibras, vitaminas y minerales, por ello no es conveniente que lo abandones si no tienes por qué.

Incluso puede que los sustitutos que te estés llevando a la boca tengan, además de las carencias de estos nutrientes, grasas trans o grasas “malas” y azúcares refinados. ¡Eso sí que engorda y no aportan nada bueno al organismo!

Nada más, así me despido hoy recordándoos la importancia de comer bien y sano mis queridos lectores 🙂

Y si tenéis alguna duda, ya sabéis donde encontrarmeeeeeeeee

Un abrazo,

Ali

2 comentarios sobre “Lo que debes saber acerca del gluten

  1. De nuevo me interesan mucho tus consejos sobre alimentación.
    Hay mucha desinformación en general y es muy bueno saber.Saber la verdad y las mentiras sobre los alimentos. Muchas gracias por tus consejos.
    A partir de hoy creo que voy a comer más pan ya que no es tan malo como dicen para engordar
    Hasta la próxima

    Me gusta

    1. ¡Hola! Estoy totalmente de acuerdo contigo, Concha.Creo que estamos bombardeados por un exceso de información ,pero no siempre es correcta. Necesitamos información verídica y fidedigna. Así que …¡para eso estoy aquí, entre otras cosas!!!
      Me alegro mucho de que te valgan mis consejos 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s