¡Buenas noches!

¡Ay perdón! Quería decir buenos días…me he liado con el somno-post de hoy…

Empiezo lanzando un par de preguntas : ¿cuántos de vosotros le habríais dado hoy un manotazo al despertador para seguir durmiendo? ¿A qué hora os acostasteis ayer?

Apuesto que para muchos la respuesta a la primera pregunta es “sí” y a la segunda “más tarde de lo que debería”.

Lo intuyo porque según los estudios, la mayoría de los españoles vivimos cansados y dormimos menos de lo que deberíamos: una hora menos que los europeos, que es bastante. Por eso, se está estudiando la racionalización de los horarios laborales y se pretende adelantar el horario del prime time de la tele para que no tengamos la tentación de trasnochar tanto.

¡Aquí servidora está esperando el cambio como agua de mayo! Hasta ahora voy grabando mis series favoritas y las veo al día siguiente, mientras ando rezando en la farma porque nadie entre y me haga spoiler…

En nuestro país, los trastornos del sueño afectan a un tercio de la población (muchísimo, ¿no os parece?) Estos suponen un problema importante de salud pública, así como un elevado coste sanitario, ya que están relacionados, entre otros, con la obesidad, problemas vasculares o la influencia en enfermedades neurodegenerativas. Y es que el sueño tiene un papel muy importante como regulador de muchas de nuestras capacidades cognitivas y funciones vitales. Además, los problemas de sueño son también causantes de bajas laborales o accidentes de tráfico.

¡Así que ya sabéis! Tenemos que hacer todo lo posible por dormir suficiente y bien, y prestar atención a esos ronquidos, a la apnea del sueño o al insomnio (que por cierto es el problema más frecuente dentro de los trastornos de sueño).

Como siempre, me gusta ayudarte, así que ahí van mis consejos para que duermas bien:

  1. Intenta mantener rutinas, tanto a la hora de acostarte como a la de despertarte. Esto incluye los fines de semana, algo que resulta un poco complicado.Así que procura simplemente no hacer cambios muy bruscos en tus horarios.
  2. Siestas cortas: si eres de siestas, procura que no sean de más de media hora. La siesta perfecta dura de 10 a 20 minutos, ¡suficiente para recuperar la energía!
  3. Revisa tu colchón y almohada: muchas veces no dormimos bien y no damos con la tecla de por qué…puede ser tan sencillo como que nuestro colchón o almohada están viejitos, así que ¡no dudes en cambiarlos! La vida media de un colchón para mantenerse en buenas condiciones suele ser 10 años máximo 😉
  4. Limita o elimina los estimulantes: como café, té, nicotina o alcohol, sobre todo por la tarde y noche.
  5. Haz ejercicio: sí, ¡lo de siempre!, pero es que practicar deporte y ejercicio físico (adecuados a tu condición física y edad) es buenísimo y te ayudará a conciliar el sueño. Eso sí, procura terminar al menos 3 horas antes de irte a la cama, porque si no, puede que llegue la hora de dormir y tu organismo esté muy activo todavía.
  6. Haz cenas ligeras y tempranito: si quieres dormir bien no vayas a la cama después de haber comido o bebido demasiado. Antes de acostarte, si te gusta y te sienta bien, puedes tomar una infusión relajante o leche calentita (el aumento de temperatura corporal te ayudará a conciliar el sueño), pero no más que eso.
  7. No te vayas a la cama enfadado ni con problemas en mente: es importante desconectar de todas tus tensiones al menos dos horas antes de ir a la cama, ya que si no te acostarás con el runrún… Puedes ayudarte de un ritual relajante y establecerlo siempre antes de ir a dormir. Te ayudo con ideas: leer algo con lo que no tengas que hacer mucho esfuerzo mental y que no te resulte del todo interesante, ponerte tu pijama después de una ducha calentita, dejar de lado el teléfono móvil o tableta a una determinada hora, etc. En definitiva, ¡olvidarte de todo!
  8. Prepara el ambiente de la habitación: temperatura agradable, silencio (puedes usar tapones si duermes en un lugar muy ruidoso), y oscuridad. Todo esto es muy importante en los ciclos de sueño. Evita poner la televisión mientras estás acostado.
  9. Usa la cama para dormir: parece obvio pero es importante ir a la cama cuando pretendas dormir. Ni para ver la tele, como ya hemos dicho, ni para jugar con el móvil. ¡Asocia la cama a dormir!

Si a pesar de todo esto no consigues pegar ojo, ¡pásate por la farmacia y cuéntanos!, te ayudaremos a resolver tu problema.

Pues esto es todo por hoy. De nuevo, espero haberos ayudado y …¡felices sueños a todos!

Vuestra farma,

@farmaceuticAli

2 comentarios sobre “Consejos para dormir como un lirón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s