¡Hola!

Ya están aquí las fiestas más familiares y glotonas del año 🙂

¡Os deseo a todos una Feliz Navidad!

Hoy quería daros unos consejillos para que disfrutéis de las fiestas de verdad y sin acabarlas con dolor de tripa ni arrepentimientos 😉

Evidentemente no voy a deciros que no comáis polvorones…¡es Navidad! Pero sí que llevéis cierto control e intentéis no excederos.

Este post se refiere a un mal muy común de estas fechas: la acidez estomacal y las indigestiones.¡Veréis qué bien os viene!

Empecemos… ¡aquí van los 10 puntos clave!

  1. Come con calma: las comidas de Navidad suelen ser infinitas, y en las mesas normalmente hay de todo y para todos. No te preocupes si tu cuñado es de los que no deja ni las cabezas de las gambas. Ponte cerca tu plato favorito y ya está 😉 Come despacio y mastica bien los alimentos para facilitar la digestión.
  2. Las comidas extremadamente frías o extremadamente calientes pueden producir ardor. Por eso, si se da el caso, espera un poco a que llegue a la temperatura adecuada.
  3. Evita los alimentos fibrosos y duros, como por ejemplo las verduras crudas. No suelen sentar muy bien. Especialmente en estas fechas y con la cantidad de comidas que hay, mejor que las cocines un poco.
  4. Evita las frutas ácidas: es mejor tomar ahora las más dulces o incluso cocidas. Manzanas, peras o plátanos maduros son buenas opciones.
  5. Evita los zumos de cítricos, y no te pases con los mojitos que producen mucha acidez también.
  6. No tomes comidas picantes: si puedes elegir entre salsas de vinagre o yogur, elige las de yogur. Evitarás ardores y de paso, previenes las hemorroides. ¡2 en 1!Muchos de estos consejos ayudan a prevenirlas 😉
  7. Si la leche no te supone ningún problema de indigestión, toma productos lácteos, y es que los lácteos calman la acidez.
  8. Procura no pasarte mucho con el alcohol y las bebidas gaseosas: puede que sea una de las cosas más difíciles, pero puedes intercalar las bebidas alcohólicas con vasos de agua. Así evitarás también resacones terribles 😉
  9. Dale tiempo al cuerpo para hacer la digestión: no te vayas a la cama después de una cena copiosa. Cuando puedas cena temprano y cuando no, apúntate a la sobremesa o a un bailoteo 😉
  10. ¿Lo digo? Bueno, yo lo digo y ¡que me sigan los valientes! Intenta comer cantidades pequeñas, aunque sea de forma más frecuente… Siempre puedes repartir el turrón con el de al lado 😛

Con estos diez consejillos y un vídeo de Cinfa sobre el tema, me despido por hoy.

Si podéis  poner en marcha estos consejos,mejor que mejor. Pero por supuesto sin agobiaros ni obsesionaros…¡¡¡disfrutad!!Y por supuesto, si notáis acidez, ardores o cualquier otro problemilla…no dudéis en preguntarme o pasar por la farmacia, ¡tenemos remedios para vosotros!

Por último… ¡MAÑANA ES LA LOTERÍA! Si no me veis en enero por aquí, ya sabéis porque es: P Que nooooooooooo, prometo escribiros desde la playa 😉

Bromas aparte, os deseo mucha suerte a todos.

Feliz Navidad.png

Un comentario sobre “Navidad, Navidad dulce (y a veces ácida) Navidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s